¿Qué significa Suicidio?

El suicidio supone quitarse la vida voluntariamente, se trata de un término de dos vocablos y una sola traducción: matarse a sí mismo. Diversas estadísticas ubican a la tendencia suicida como la cuarta causa de muerte más frecuente en el mundo, con más de 9.000 intentos diarios.

Entre las diferentes conductas que pueden indicar un suicidio inminente, aparecen los deseos de muerte, con típicas frases de tristeza y agonía, la incapacidad de descargar el agotamiento de la vida social, las angustias, la introversión acentuada y el comportamiento impulsivo.

Son claramente opuestos entre si los síntomas a personalidades diferentes, el primer caso podría ser personas de aparente seguridad y confianza con carácter fuerte, mientras que el segundo es de quienes sienten que no son dignos del cariño o atención de los demás. Analizando a una persona, todas las suposiciones no son validas, ya que se nota un nivel de complejidad que termina en el mismo punto: la infancia.

Pensando en Suicidarse

Pensamientos Suicidas

¿De dónde vienen los pensamientos suicidas?

La infancia es el momento clave en la formación del cualquier ser humano, en el que vemos y oímos cosas que nos marcaran por irrelevantes y sencillas que parezcan, desde dos perspectivas:

Un niño oye como se lo enaltece por las cosas que hace y probablemente desarrollará una personalidad muy distinta a la de otro niño, que se le regaña constantemente. Sin embargo, la mente al ser tan compleja no existe una referencia para saber cómo terminara cada historia

Las formas más usuales del suicidio son algunas como cortarse las venas, la ingesta de veneno, sobredosis de medicamentos o drogas, arrojarse desde gran altura o ahorcarse.

En algunos casos esta decisión se toma de la consecuencia vivida de algún episodio traumático como la muerte inesperada de un ser querido, una violación, un accidente o un asalto violento que la persona no logró superar, o una depresión prolongada sin el tratamiento adecuado.

Los comportamientos suicidas presentan algunos de los siguientes factores:

  • Depresión: trastorno emocional que suele provocar en el individuo desgano y tristeza, con malestar interior y dificultando su interacción con el entorno. Se manifiesta con una serie de síntomas que incluyen cambios del humor, irritabilidad, sensación de angustia y falta de entusiasmo, también sentimientos de ira, dolor profundo, soledad, frustración y pensamientos suicidas que impiden que el sujeto continúe con su vida cotidiana.

En diversos casos la depresión puede ser multi-causal también debido a experiencias traumáticas durante la infancia. La depresión en adolescentes puede ser difícil de reconocer ya que usualmente tienen problemas de insomnio o exceso de sueño, consumo de drogas o alcohol, entre otras.

  • Trastorno bipolar: se conoce como depresión maniaca, ya que las personas tienen cambios inusuales en su estado de ánimo. A veces pueden estar muy felices, animados y enérgicos, pero otras veces, se sienten tristes, deprimidos y mucho menos activos de lo normal en un episodio depresivo.
  • Estrés postraumático: es un trastorno psiquiátrico que aparece en individuos que han vivido un episodio traumático como guerra, muerte violenta de un familiar o secuestro, es necesario diferenciar este síndrome de otras problemáticas que desencadenan de la vida cotidiana.
  • Esquizofrenia: son alucinaciones con experiencias sensoriales que se originan dentro del cerebro en vez de tener su origen en el exterior causada por la enfermedad, algunas veces oyen voces con creencias falsas y persistentes debido al trastorno de la percepción deteriorada.
  • Trastorno límite de la personalidad: es una inestabilidad en el sentido de sí mismo al tener una auto-imagen que generalmente se basa en como son percibidos por los demás, conlleva a cambios de humor y pensamientos contradictorios, en algunos casos llevan este tipo de conflicto a sus relaciones, confundiendo a los demás y apartándolas de sus vidas. Tienen una necesidad desmedida de apoyo, compañía y cariño y esperan que los individuos sepan lo que necesitan a cada momento.

Alcohol y drogas: el consumo es un factor de riesgo independiente al diagnóstico de depresión que aumenta las probabilidades del intento suicida más que en las personas que no los consumen. Las adicciones pueden sugerir una tendencia autodestructiva, que afecta principalmente a individuos jóvenes.

Tendencias Suicidas: Prevención y Tratamiento

Prevengamos Suicidio

El suicidio se puede prevenir en un 100%

Si un individuo se encuentra en este tipo de situación, debe compartir sus sentimientos con alguien más, no hacerse cargo de su propio malestar, es aconsejable hablar con su psicólogo de confianza que orientará al paciente sobre los pasos a seguir, como una terapia psicológica.

El tratamiento específico para el comportamiento o tendencias suicidas será determinado por el profesional basándose en lo siguiente:

  • La edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzados son los síntomas.
  • La tolerancia a determinadas terapias o procedimientos.

Para mayor información comuníquese con nuestra especialista en estos temas, llamando al número 2208 8407 o dejando un mensaje a través de nuestro formulario de contacto.

 

 

 

 

 

Acerca de este artículo en nuestro Blog: Depresión y Tendencias Suicidas

 

Call Now ButtonLlámenos